USO ESTRATÉGICO DE REDES SOCIALES

 

REDES-SOCIALES

 

Las redes sociales son un medio por excelencia que ha puesto al consumidor donde realmente debió estar a lo largo de todo el tiempo. Son un poderoso canal que permite que las marcas y su público hablen de una manera abierta, clara y mutuamente benéfica. Las redes sociales han logrado que el consumidor pueda decir sí o no, argumentar y contra argumentar, debatir o simplemente rechazar y las marcas tienen que escuchar.

Hay mucho de su marca que su público no conoce, hay mucho que puede aprender de su público y las redes sociales son el camino perfecto para lograrlo. No se trata de tan solo “estar presente”, sino de hacer un uso estratégico del canal. Colombia representa el cuarto mercado más grande de Latinoamérica en medios digitales. Se conectan en promedio 13 millones de personas al día con un 60% de esa población menor de 35 años. Su audiencia actual se encuentra conectada esperando a saber de su marca y cómo puede conectarse con lo que ésta significa, por eso es tan importante una gestión estratégica de este canal. Hoy en día, para el grueso de la población, las relaciones se gestionan a través de los medios digitales, ya que existe el ecosistema natural de contacto, relación y progreso. De hecho, las relaciones digitales hoy pesan tanto como las físicas y para muchas personas no hay diferencia entre el medio.

Está comprobado que las personas están mucho más abiertas, colaborativas y disponibles de dedicar su tiempo o esfuerzo a algo, cuando ven que hay un objetivo y una comunidad que busca las mismas metas y cree en los mismos valores. En otras palabras el objetivo de los canales digitales es generar un sentido de trascendencia

Muchas empresas no hacen el uso estratégico de las redes sociales porque probablemente se les olvida de que el consumidor es un ser social y las decisiones de compra no se dan de forma aislada, sino que están influenciadas por el contexto social y cultural. En las decisiones de los consumidores influyen no solo los medios de comunicación sino también las experiencias de los conocidos, amigos y familiares y, sin duda, las experiencias compartidas por las personas desconocidas en la red. No hay que sorprenderse de que las empresas no se den cuenta de la fuerza de las influencias externas en la toma de decisión, ya que este grueso de influencias, a veces no es reconocido ni por el propio consumidor.

Gestionar de manera estratégica este canal implica suscitar en los consumidores el sentimiento de identificación, pertenencia o trascendencia. Otra emoción de gran potencial para generar vínculos estrechos con los consumidores está relacionada con la necesidad de respeto, reconocimiento de los demás, deseo de pertenecer a un círculo exclusivo. ¿Por qué las personas compran Mercedes, Audi o los productos Apple? ¿Será por sus funciones únicas e incomparables? No, en realidad lo hacen por la exclusividad o el reconocimiento que el poseer estos productos les genera. Por lo tanto, su decisión de compra está motivada por el Wow de otras personas. Es decir, los productos se convierten en portadores de significado, bienes de identidad. Preferimos algunas marcas porque las creemos congruentes con nuestro yo actual y otras porque nos acercan a nuestro yo deseado. Y hay marcas que nos ayudan a definir nuestro yo – nos ayudan a responder la pregunta: ¿Quién soy yo ahora?

Según la investigación científica de Eisenberger nuestro cerebro experimenta el rechazo social de la misma manera que el dolor físico, ya que se activan las mismas áreas del cerebro (el córtex cingulado anterior, y la ínsula anterior). Eisenberger atribuye un sentido evolutivo a este descubrimiento. El dolor físico asociado al rechazo social puede que nos haya ayudado a evitar el rechazo social, fortaleciendo nuestros lazos con los otros miembros de tribu, incrementando así nuestras posibilidades de supervivencia.

Puesto que las redes sociales son, sin duda, una herramienta de adhesión, este hallazgo explicaría porque experimentamos casi un dolor físico cuando nuestras interacciones en redes sociales reciben pocos ME GUSTA. Según el estudio de la Universidad de Berlin el placer derivado de la atención, las palabras amables y los “me gusta” activa el núcleo accumbens, que procesa los sentimientos gratificantes de la comida, el sexo, el dinero. La aprobación social es una de las experiencias más gratificantes en la vida, sea que ocurra en línea o en el mundo real, por lo que el resultado no es tan sorprendente. Pocas personas son inmunes a las alabanzas y los halagos.

No podemos olvidarnos de que el consumidor es ante todo un ser humano cuyos deseos y emociones son cambiantes y a veces irracionales. No siempre sabe lo que quiere. A veces se siente frustrado, débil, inferior y estos sentimientos tienen implicaciones importantes en las interacciones con las marcas, ya que a veces conducen a los comportamientos compensatorios. Ciertos productos se adquieren para subir la autoestima o simplemente mejorar el estado de ánimo. Las redes sociales ofrecen a las empresas una excelente oportunidad de iniciar o fortalecer la relación con los consumidores que buscan el respeto o aprobación de los demás, la fuerza interior para persistir, motivación para levantarse ante una dificultad, empujón para luchar por sus sueños o vencer sus miedos.

En Eurecca podemos desarrollar para las marcas:

  • DESARROLLO DE LA IDENTIDAD Y PERSONALIDAD ARQUETÍPICA DE LA MARCA
  • PERFIL DEL CONSUMIDOR DIGITAL
  • REPUTACIÓN DE MARCA EN MEDIOS DIGITALES
Compártenos:
RSS
Email
Facebook
Facebook
Google+
http://www.eurecca.co/red-social/
LinkedIn

Agregue un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*